Atención psicológica

En la Residencia Santa María del Tura cuidamos el bienestar psicológico de los mayores, de la familia y de los profesionales del centro.

Con nuestros residentes trabajamos el aspecto cognitivo, emocional y conductual para potenciar su autonomía, su autoestima y favorecer una buena adaptación en un momento de la vida en el que predominan los cambios. Con la familia tratamos aspectos emocionales brindando una atención especial en el momento de la institucionalización.

Actuaciones relacionadas

  • Atención psicológica individual y grupal.
  • Trabajo de la autonomía y la autoestima.
  • Talleres y actividades de estimulación cognitiva: orientación a la realidad, memoria, cálculo, lenguaje, grupos de conversación, relajación, musicoterapia...
  • Terapia ocupacional para el trabajo de funciones cognitivas y sensoperceptivas.
  • Soporte emocional y psicológico a la familia.
  • Acompañamiento al duelo junto al servicio de atención espiritual y religiosa.
Nuestro psicólogo, además de dar soporte psicológico individual a los profesionales, coordina el plan de formación para conseguir la máxima motivación y el mejor servicio asistencial.