La demencia mixta

Recordar

La demencia mixta (DM) es un cuadro clínico que tiene elementos tanto de la Enfermedad de Alzheimer como de la Demencia Vascular.

La DM tiene un inicio relativamente lento, con un deterioro cognitivo (del cerebro) y funcional (del cuerpo) progresivo y difuso, su curso es descendente y a menudo, como en la demencia vascular, se producen deterioros repentinos del estado general, que no se pueden explicar por la evolución típica del Alzhemier. Estos descensos son irreversibles.

Las personas que sufren este tipo de demencia se parecen a los enfermos de Alzheimer, pero tienen agudizaciones repentinas de su deterioro. Estas agudizaciones significaran empeoramientos de las funciones que ya se estaban deteriorando, y además, podrán venir acompañadas de síntomas provocados por el daño que se haya producido al cerebro en una de estas pequeñas embolias.

En este tipo de demencia aparecen síntomas cognitivos, conductuales, emocionales, sociales y motores, también dependiendo de la parte del cerebro que se haya lesionado.

Actualmente no existe un tratamiento específico; a menudo, es una combinación del tratamiento de la EA  y de los factores de riesgo vascular, junto con el tratamiento de los trastornos del comportamiento que puedan aparecer.

Como en el resto de enfermedades que provocan demencia, es muy importante la estimulación y mantenerse activos i ocupados mentalmente. El soporte a la familia es importantísimo, así como también el soporte que hace la familia al paciente con demencia.

 

Mònica Garcia Alcàntara

Psicóloga del centro

Residencia Sta. María del Tura